17 dic. 2010

¿Por qué descalzo?

Es curioso que cuando llegamos a casa después de un duro día de trabajo o un duro entrenamiento lo primero que hacemos es descalzarnos... y vaya alivio notamos en ese instante.



Pero entremos en harina, a un ritmo de 5´/km una persona de 70kg soporta una media de 734 toneladas en 10km (1540 en una media maratón). Y todo eso "se lo come" en primera instancia el calcáneo, no es de extrañar que sean frecuentes los problemas como la fascitis plantar, dolores en el calcáneo, espolones, tendinitis o incluso fracturas en el tendón de aquiles. Al apoyar con la pierna extendida se "desactiva" la amortiguación natural, el impacto sube y repercute en los tibiales, peroneos... sin olvidar que el impacto sigue subiendo hasta las rodillas y caderas.

El cuerpo humano está diseñado para correr largas distancias de forma eficiente, ahora corremos de forma eficaz, que se parece... pero no es lo mismo. Tenemos mecanismos suficientes para amortiguar y reducir naturalmente los impactos, de lo contrario habríamos nacido con zapatillas acolchadas. Estas zapatillas lo que han hecho es modificar nuestra forma natural de correr, hemos pasado de pisar con la parte media o anterior y pierna flexionada a hacerlo de talón y pierna estirada, hemos pasado de escasas lesiones a contínuas visitas al fisio (que también hay que darles de comer, no se me enfaden jejej). Y todo esto desde que las nikes, sauconys y similares han puesto su magnífica tecnología en favor del corredor.

Pero... ¿es tan fácil adaptarse a correr descalzo o con calzado minimalista?
Evidentemente no es fácil, los jóvenes y no tan jóvenes llevamos toda la vida calzando amortiguación, tenemos débiles los pies, los tobillos, los ligamentos... no estamos preparados para lanzarnos a correr descalzos o con zapatillas mínimas de la noche a la mañana y si lo hacemos la lesión está casi asegurada. Debemos adaptarnos poco a poco, fortalecer las zonas atrofiadas y empezar muy poco a poco escuchando nuestro cuerpo y haciendo una o dos breves sesiones cada semana.
Descalzos estamos trabajando naturalmente la técnica de carrera, es un 3 en 1, fortalecemos múltiples músculos y articulaciones atrofiadas, aprendemos a correr y descargamos tensiones en grupos musculares saturados.

Un saludo

No hay comentarios:

Publicar un comentario