2 feb. 2011

Obsolescencia programada en el running II

-Haciendo unas pruebas he borrado la entrada y todos los comentarios, os pido disculpas. Aquí está de nuevo-

Hace unos días escribí sobre la obsolescencia programada aplicada al running, pincha aquí para leer la primera parte. He dejado para el final  el producto estrella, cada vez más utilizado por los runners y que quizás sea el caso más claro y vergonzante de obsolescencia programada en este humilde deporte.

RELOJ CON GPS Y PULSÓMETRO:

El Gps es una herramienta moderna muy útil para el corredor. Es motivante ya que podemos comprobar en todo momento los kilómetros recorridos, el ritmo, las pulsaciones, analizar gráficos y planificar cualquier tipo de entrenamiento con exactitud... aunque también tiene sus contras de las que ya he hablado.

Dentro de esta categoría la marca estrella es Garmin y su gama de relojes Forerunner, especialmente conocidos los modelos Forerunner 305 y Forerunner 405.
La inversión es importante, entre 170€ y 300€.


Y... ¿Cuánto dura un reloj Forerunner?.


La respuesta es sencilla y a la vez sorprendente.... lo que dure la batería.
Curiosamente esa batería "se muere" poco después de caducar la garantía, la vida de la misma con un uso de 4-5 días a la semana, está sobre los 2-3 años.
A partir de ahí toca llamada al servicio técnico donde nos informarán que no es posible reemplazarla. Si insistimos nos la cambiarán pero la factura se disparará a unos 100€ más gastos de envío, casi nada.
Para evitar esto, el fabricante directamente sugiere el envío del "viejo reloj" al departamento técnico,  una vez recibido nos harán un descuento en la compra de un nuevo modelo.

El negocio una vez más es redondo, fabrican un producto de calidad pero con una bateria "irreparable" y de corta duración. Para no enfadar (más) al cliente ofrecen un buen descuento en la compra de otro Forerunner siempre y cuando se envíe el "averiado" (que usarán, probablemente, para fabricar "nuevos" forerunners).

Desde luego podían diseñar sin ningún esfuerzo modelos con tapa trasera y batería extraíble, pero en ese caso la reparación la podría hacer cualquiera por menos de 20€, el aparato duraría muchos más años y el negocio sería infinitamente más reducido.

Así que una vez más el consumidor paga por la permisibilidad de los gobiernos y por la falta de escrúpulos de las empresas.

 
Por cierto, los manitas pueden intentar la reparación (del modelo 305) por su cuenta... ver enlace.

Un saludo

8 comentarios:

  1. FRANCHU: ¿Este problema de la reposición de la batería ocurre solamente con los Garmin? ¿Sabes si con otras marcas ocurre lo mismo o algo similar?

    ResponderEliminar
  2. Saturnino: Es lo que hay, o lo tomas o lo dejas; a parte que posiblemente esa información no se tenga hasta que es demasiado tarde, yo al menos no tenía ni idea. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ANÓNIMO: Amigo, así es la tecnología, las empresas invierten mucho en I+D y tienen que rentabilizar esas fuertes inversiones, y los usuarios,...., pues a disfrutar de los avances. Si quieres algo que te dure toda la vida, un reloj de sol, :-)

    ResponderEliminar
  4. A Franchu: No tengo ni idea si eso ocurre en otras marcas. Lo cierto es que Garmin no tiene rival en relojes gps pero este tema es suficientemente importante para pensarse la compra.

    A Saturnino: Es cierto, yo tengo uno... me enteré hace poco y de casualidad del tema.

    A Anónimo: Las empresas rentabilizan las inversiones mediante el precio y la cantidad (ventas). No deberían recurrir a estas prácticas. Lo razonable es que el producto dure lo que tenga que durar, si falla un componente sencillo y totalmente intercambiable como en este caso (pequeña batería de litio), no hay por qué recurrir a la compra de otro producto nuevo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. VICTOR M. VARELA: Lo admito :-( tengo reloj GPS, aunque no es tan caro como los Garmin (es Geonaute) y sospecho que también me durará un par de años (si no se avería antes). Sin embargo, el GPS sólo lo utilizo para las tiradas largas (en las que me suelo perde, jeje) porque quiero saber cuánta distancia me falta para cumplir con el plan. Antes entrenaba por tiempo y no lo necesitaba. El resto de la semana utilizo mi reloj naranja de 3€ que compré en un "Moro". Además pesa mucho menos...jejeje

    ResponderEliminar
  6. A mí también me gusta llevarlo en las tiradas largas (y en las series). En los rodajes normales el gps es bastante prescindible la verdad.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Seguro que ocurre con otros, pero como dice SAturnino cuando te enteras suele ser tarde, a los dos años de comprarlo, cuando se te agota la pila. Además en las garantías la batería suele estar excluida del periodo de dos años (como las correas)porque es un consumible. Por ejemplo en el sensor de nike plus, ocurre lo mismo , lleva una bateria que cuesta dos euros, pero esta diseñado para usar y tirar. Intenté con ayuda de un compañero y de unas instrucciones que hay en internet cambiar la pila a uno, pero lleva una soldadura especial y no hay tu tía...La culpa: la permisividad de quienes hacen las leyes...Lo de reciclar, reutilizar, ...otro cuento

    ResponderEliminar
  8. Asi es L.A.
    Cambiar la bateria al Forerunner tampoco debe ser sencillo, hay que hilar muy fino al abrirlo/cerrarlo y hacer una pequeña soldadura con estaño.
    Imposible para manazas como yo.

    Saludos

    ResponderEliminar