20 dic. 2010

Las técnicas

Básicamente podemos decir que hay dos técnicas en corredores de media y larga distancia, talonar o apoyar con la parte media/anterior del pie. Dentro de estas dos técnicas básicas podemos encontrar diferentes estilos (tronco menos inclinado, más o menos talonamiento, más o menos movimiento de brazos, etc...). Es importante señalar que cualquier técnica es válida si nos encontramos bien ejecutándola y no nos causa ningún tipo de lesión recurrente, sería absurdo arriesgarse a cambiar sólo por querer ganar unos segundos.


En esta primera imagen tenemos un punto verde debajo de las figura que simula el centro de gravedad. Como podemos observar, en parado este punto se encuentra debajo de los pies pero si inclinamos el cuerpo hacia adelante el punto va avanzando y llegará un momento en el que no nos quedará más remedio que poner un pié delante para no besar el suelo.
Este sencillo concepto será clave para entender la técnica de carrera. 

Veamos la primera técnica:


Al correr inclinamos el tronco ligeramente hacia adelante (en las imágenes se exagera para entender el concepto), adelantando también el centro de gravedad, retomaremos el equilibrio alargando la zancada y realizando el apoyo por delante del centro de gravedad, todo lo demás es consecuencia de este primer apoyo.
Si corriéramos con la espalda totalmente recta desaprovecharíamos el extra que nos proporciona la gravedad y tiraríamos exclusivamente de piernas. Las claves de esta técnica:

1.- Apoyo por delante del centro de gravedad mediante zancada larga.
2.- En la fase de recepción la pierna se encuentra prácticamente recta y el apoyo es de talón, de este modo se desactivan los sistemas naturales de amortiguación de nuestro cuerpo, dejando toda la responsabilidad a la cámara de aire de nuestras zapatillas.
3.- El pie más retrasado ejerce mucha fuerza contra el suelo para realizar la impulsión. Trabajan especialmente los gemelos y los sóleos.
4.- El vuelo es amplio, más amplio cuanto más rápido vayamos. El movimiento de brazos es fundamental en todo momento, nos servirá para mantener el equilibrio y facilitar la zancada amplia.
5.- La fase de recepción no es fluida, de hecho se produce un cierto frenado y por tanto tenemos que hacer un pequeño gasto extra de combustible para mantener el ritmo.

Ahora el método que se ejecuta de forma natural al correr descalzo o con zapatillas mínimas:



Con este segundo método:

1.- El apoyo no se produce por delante del centro de gravedad si no cerca de él, de esta forma aprovechamos la fuerza de la gravedad para correr de forma más fluída, sin frenarnos a cada paso y por tanto con un menor esfuerzo.
2.- La pierna cae relajada y flexionada -ligeramente- apoyando finalmente el pie con la parte media-anterior. De esta forma los mecanismos naturales de amortiguación hacen su trabajo y permiten reducir a la mitad esas 1540 toneladas que nuestro cuerpo soporta en una media maratón, casi nada...
3.- El resultado es que la zancada y el apoyo son más cortos y la cadencia mayor.
4.- La "fase de vuelo" también es más corta, se sube menos y por tanto la fuerza del impacto necesariamente es menor.

En cuanto a la estabilidad de ambas técnicas, por experiencia propia y por lógica, me quedo con la segunda. Con ésta se dan más "zancadas", en caso de resbalón o mala pisada en la fase de apoyo inmediatamente tendremos la pierna contraria muy cerca del suelo para intentar corregir. Con la primera técnica si el problema nos surge justo en la fase de recepción nos iremos al suelo o tendremos que hacer un gran esfuerzo muscular-articular para evitarlo.

Un saludo

1 comentario:

  1. los felicito, de gran ayuda sus notas. me ha ehchi entender mejor esta parte de la fisica.
    gracias mil

    ResponderEliminar